¿Cómo rellenar un bizcocho para decorar?

cabecera del post
La entradita de hoy pretende ser un paso a paso de esos estupendos que hay en la blogosfera pero no se si lo vamos a conseguir ya me direis vosotros si os sirve, en todo caso encuentro que es súper interesante saber rellenar bizcochos como toca para que luego al decorarlos (con fondant, chocolate, nata o lo que sea) y queden perfectos. Esto lo aprendí en el curso de tartas y modelado de Dulces Ilusiones. 
Sobre todo cuando vas a cubrir una tarta con fondant necesitas que el bizcocho sea igual por todos lados y de esta forma se consigue que sea recto por arriba y por abajo. Pero no solo eso es que quede jugoso hasta decir basta!!!!
Yo hasta ahora lo que hacia era darle la vuelta, quitando parte de la “panza” que tienen para que quedase recto pero me pasaba que al cubrir el fondant se “metia por debajo” dando un efecto bastante feo y que luego tenia que arreglar con decoraciones, de esta forma que os voy a explicar ahora consigues que sea recto por abajo tambien y así los acabados son más fáciles.

Vamos alla con el paso a paso!
1.- Una vez horneado tu bizcocho, la receta con la que te sientas más a gusto, yo usé la mia de siempre el bizcocho perfecto y que subió menos de lo habitual, por eso siempre cuando me preguntan sobe que bizcocho utilizar siempre digo que usemos el que mejor te salga o el que más te guste porque el fondant pesa es verdad pero no tanto como para tener que hacer el famoso MSC (que esta bastante malo) y las tartas fondant tienen que ser bonitas sí pero también han de estar buenas no?, como decía una vez horneado deja pasar 5 minutos y desmolda y deja enfriar sobre una rejilla, después envuelve en papel film o una bolsa y déjalo guardado allí hasta que llegue el momento de rellenarlo.
2.- Llega el momento de rellenarlo, con el bizcocho bien frío, para ello vamos a utilizar un alambre para cortar bizcochos, sino tienes no hay problema los cuchillos “jamoneros” van fenomenal, quizás no quede tan “perfecto” pero si lo haces con cuidado va bien. Antes de empezar a cortar el bizcocho forra el mismo molde utilizado para hornear con papel film o pon dentro la misma bolsa donde lo guardabas.

3.- Vamos a ir cortando las capas de bizcocho con el alambre, a mi normalmente me salen 3 pero depende del molde y de la altura. Ya veis que tengo el alambre en la posición más baja y normalmente no lo suelo mover, queda mucho mejor. Si no has usado un alambre nunca es sencillo, es cuestión de ir moviendo de forma pareja el bizcocho y el alambre. A mi me gustan más los alambres lisos que los que tiene sierra porque encuentro que destrozan menos el bizcocho.
Esta primera capa que hemos cortado será la part de arriba de nuestra tarta, que es la que tocaba la base del molde, porque es la más lisa.

4.- Vamos con la siguiente capa, procedemos de igual manera y luego con la ultima capa que es la que tiene “panza”, es la que vamos a cortar otra vez y la panza la vamos a desechar, se pude utilizar (porque aquí no se tira nada) para hacer bizcobolas por ejemplo, o untadita de nutella para desayunar ;-).

5.- Y ahora vamos a ir montando nuestro bizcocho dentro del mismo molde pero al revés, es decir la “loncha” que era la parte de arriba pasa a ser la parte de abajo, y para conseguir que quede recto por debajo, lo que haremos será poner  la parte más lisa tocando el molde y la parte de arriba la que tenía la “panza”. Como una imagen vale más que mil palabras os dejo la foto que creo queda muuucho más claro.
6.- Cada vez que pongamos una capa tendremos que bañarla en almíbar, hay muchas personas que ponen el almíbar con biberones, pero yo encuentro que queda mejor con brocha ya que el “empapado” es mucho más uniforme. En este paso no hay que ser “racanos” a la hora de empapar porque que luego tengamos una tarta bien “jugosa” depende de esto.
7.- Si quieres poner licor, ponlo después del almíbar, y dependiendo de la densidad del mismo o lo pones directamente como es mi caso (baileys) y luego extiendes con la brocha o lo pones con la brocha si es brandy o ron…

8.- Y después el relleno elegido, en este caso ganache de chocolate que desde que lo he descubierto estoy “enganchado” a él porque me encanta.
9.- Procedemos de igual manera con la siguiente capa, almíbar, licor y por ultimo el relleno.
10. Y ya está listo, ponemos la ultima capa de nuestro bizococho la más “bonita” y también la bañamos con almíbar y licor, después tapamos con papel film y vamos a dejar reposar unas horas en frió para que todo el conjunto haga un “bloque”.

11.- Y por último sólo queda desmoldar, el ganaché se habrá enfriado y los líquidos se habrán distribuido bien por todo el bizcocho, sólo queda que decores a tu gusto.
12.- Si la vas a forrar con fondant, te queda un ultimo paso y es distribuir con la ayuda de una espátula ganaché tanto por arriba como por los laterales, de esta forma consigues tapara los posibles defectos que tenga el bizcocho relleno y así el fondant quedará perfectamente liso.
Espero que os haya gustado, y a lo mejor ya lo hacíais así, si tenéis algún truquito más no dudéis de compartirlo!

Espero que os sea útil!
M.


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Loading...
Comparte esta receta en:
El chef
Manu CatMan
Recetas de cocina con fotos y canal de vídeos en youtube. Gastronomía, Viajes, Restaurantes, trucos de cocina y excursiones en Mallorca. Manu CatMan

Leave us your comments or suggestions

Your email address will not be published. Required fields are marked *