Callos veganos

cabecera del post

callos veganos Si hace unos años, hubiese leído esta receta de callos veganos creo que directamente habría pensado: ¡Qué manía de vaganizarlo todo! Mi relación con la cocina vegana ha cambiado mucho, sobre todo en el último año y es un tipo de cocina que me ha conquistado.

La repostería, os dejo aquí un red velvet, es espectacular, bueno, al menos, a mi me gusta; y las recetas saladas no se quedan a la zaga, para muestra, un botón como estás hamburguesas veganas.

Lo de hacer callos, o algo parecido, lo tengo en mente hace mucho, pero es que yo con la textura gelatinosa de los callos no puedo y mucho menos puedo desde que en 4º de carrera hicimos anatomía patológica especial y después de aquellas prácticas en mataderos, como que todo el tema casquería dejó de interesarme de un plumazo.

Así que pensé que los callos veganos podrían ser una opción, saborcito a callos pero sin rumen, ni omaso, ni nada de eso gelatinoso que tan poco, o nada, me gusta. Consulté a mi vegana favorita, bueno una de ellas, que tengo varias, Celia Lastres y ella me sugirió algunos detalles para elaborar la receta, como por ejemplo, incluir tomate seco en sustitución del chorizo. Y aunque se ve en la foto, las partes de los estómagos de los rumiantes las hemos sustituido por setas, níscalos y setas de cardo. Quizás una de las cosas más complicadas era conseguir en el caldo esa aspecto gelatinoso que se consigue gracias a los elementos grasos que se incorporan, sin ser lo mismo, decidí espesar el caldito con maizena (oh, que original :-S).


receta de callos veganos

Callos veganos

Tiempo de preparación | 50 min

Dificultad | Fácil

Para 4 personas

Ingredientes

Aceite de oliva virgen extra
1 cebolla hermosa
2 dientes de ajo
2 tomates maduros
1 cucharada de maizena
250 gr de setas de cardo
250 gr de níscalos
500-600 ml de caldo de verduras
300 gr de garbanzos (ya cocidos)
Sal
Pimienta
Pimentón dulce
Comino molido

¿Cómo hacer callos veganos?

Comenzamos picando la cebollita, los ajos y el tomate. En una olla, la nuestra es de barro y artesanal de un ollero de Pòrtol, pero bien valdría una de metal o de hierro fundido; ponemos un chorreón generoso de aceite de oliva virgen extra y ponemos la cebolla y el ajo a pochar unos 10 minutos. Luego, añadimos el tomate y a fuego bajo, otros 10 minutos, lo ponemos a confitar, a su amor.

Cuando acabe, añadimos la cucharadita de maizena, mezclamos y dejamos tostar 2-3 minutos, removiendo.

Mientras tanto, picamos las setas y los níscalos a lo largo y de forma irregular, van a imitar a los callos. Las añadimos a la cazuela, salpimentamos y ponemos el comino, al gusto. Dejamos cocinar otros 10 minutos removiendo de vez en cuando. Dos o tres minutos antes de terminar, añadimos el pimentón dulce, mezclamos bien.

Añadimos el caldo de verduras y cuando rompa a hervir, agregamos los garbanzos lavados y escurridos y los tomates secos, dejamos que rompa a hervir, otra vez y estarán listos.

callos veganos

¿Conocíais esta receta de callos veganos? os aseguro que es deliciosa, es un guiso sano y contundente que recuerda a los callos, pero lo mejor que podéis hacer es probarlos y nos lo contais. Es un plato para el frío, así que, servir muy caliente. Por cierto, podéis sustituir los tomates secos por chorizo vegano.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Loading...
Comparte esta receta en:
El chef
Manu CatMan
Recetas de cocina con fotos y canal de vídeos en youtube. Gastronomía, Viajes, Restaurantes, trucos de cocina y excursiones en Mallorca. Manu CatMan

Leave us your comments or suggestions

Your email address will not be published. Required fields are marked *