Panecillos en leche

cabecera del post

receta de panecillos en leche preparada

Como lo dice un famoso director manchego, – no cito literalmente – en cierta película: a determinada edad, debemos volver al pueblo, a nuestros orígenes. Yo suelo hacerlo siempre que puedo y allí cargué pilas durante la Semana Santa, cuyas recetas podéis repasar pinchando aquí y además, aprendí a hacer esta CatBásica que ahora os presento: Panecillos en leche de canela y limón. Se suelen comer en Semana Santa, pero al ser un plato fresco, podéis tomarlos, también en verano.

Como volver a los orígenes no siempre es fácil, por falta de tiempo libre, al menos recordar viejas recetas llenas de tradición nos sirve para retrotraernos en el tiempo, la memoria gustativa quizás sea una de las primeras en activarse y además, es difícil que se pierda en el tiempo. Lo que nos gusta, nos gusta. El sabor de la leche preparada de mi madre con estos pequeños buñuelos, no se me ha olvidado y es fabuloso poder recurrir a el, cada vez que tengo nostalgia o simplemente, me apetece hacer un viaje mental a mi orígenes. Es un postre simple pero lleno de sabor, sobre todo del sabor de la infancia.

receta de panecillos con leche preparada

[rpi]


 Panecillos en leche

¿Qué se necesita?

Para los panecillos

  • 1 huevo, un chorreón de leche, canela en polvo, dos cucharadas de café de azúcar y unos 25 grs de miga de pan, que hayáis rallado vosotros mismos (es importante que os fijéis que la masa quede suelta).

Para la leche preparada

  • Un litro de leche, con una ramita de canela en rama, la mondadura de un limón y dos cucharadas de azúcar, o sea, que os quedará una leche preparada.

¿Cómo se hacen los panecillos en leche?

Bate el huevo con un chorreoncito de leche, dos cucharaditas de azúcar, un poco de canela. Al final del batido añade el pan rallado para que espese. Ya tenemos la masa hecha.

En una sartén, calentamos abundante aceite de oliva virgen extra y vamos cogiendo masa con una cucharilla de café y la vamos dejando caer en el aceite hirviendo (no demasiado que no se os quemen) pequeñas porciones de masa (con una puntita de la cucharilla en suficiente). Nos salen unos 25 a 30 buñuelos depende de lo grande que sea el huevo.

Cuando los saquemos de la sartén, los dejamos reposar en un plato con papel de cocina para que deje un poco de aceite.

Mientras, hemos llevado a ebullición un litro de leche con la rama de canela, la mondadura de un limón y un par de cucharadas de azúcar. Retiramos la canela y la mondadura; si no lo hacemos el limón agriará el sabor de nuestra leche preparada.

Para acabar, dejamos enfriar la leche y luego servimos en un vaso donde habremos puesto los panecillos previamente. Solo resta, disfrutar.

FranConsejos

  • Vuelve al pueblo, celebra tus tradiciones y nunca olvides quien eres.
  • Puedes sustituir el pan rallado por galleta picada y tendrás otra versión de estos Panecillos en Leche.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Loading...
Comparte esta receta en:
El chef
Fran Muñoz
Editor de contenidos en el blog de recetas, restaurantes y viajes Cocinando con CatMan. Lo mío son las recetas sencillas porque cocinar no siempre ha de ser complicado.

Leave us your comments or suggestions

Your email address will not be published. Required fields are marked *