Pastel tres leches #cocinaunasonrisa

cabecera del post

pastel tres leches

Y arrancamos el mes de septiembre, en cuanto a recetas se refiere, y como estamos en plena cocina de sonrisas, justo me vino a la mente esta tarta que el gato hizo para una de esas fiestas de verano súper molonas. La fiesta la organizaba nuestra Juana de la Cocina de Babel y era tematizada, una fiesta mexicana andaleeeeeee! La comida, la bebida and everything tenía que ser rollo ‘manito’. A mi me tocó el postre ¡Qué casualidad! y gran putada faena porque no se nada de repostería mexicana y dándole, dándole (léase con acento mejicano, por favor) apareció el pastel tres leches que más pareció una pizza o burguer post marchaca ¿Por qué? Os cuento…

Las tres leches se las tendríamos que haber dado a la anfitriona, muy maja ella y muy disfrazadita de Frida Kalo (sin bigote, eso sí, que nuestra Juana va siempre muy bien depilada) pero nos comenzó a dar coronitas y pacíficos y como no, margaritas (más fuertes que su puta madre nada) y se le olvidó ese detallito, casi sin importancia cuando te invitan a cenar, de sacarnos algo que comer, total que cuando llegó la invitada rezagada a la que esperábamos y por eso bebíamos, sin comer,  andábamos todos a cuatro patas un poco perjudicados. Como sería de grave la cosa que me fui a la cocina y a Juanita Guindilla le robé una enorme bolsa de nachos, aunque ni se enteró porque andaba con su margarita en mano más feliz que una perdiz 😀 Ni que decir que los nachos volaron, sin guacamole, ni pico de gallo, ni historias… ay Dios mío, lo que nos hemos reído en casa este verano con el afán emborrachador de Juana a todos sus invitados. Yo creo que lo hizo para que comiésemos menos y ahorrarse unos tacos :-D. No, es coña, cenamos como ángeles, piripis pero ángeles.

Ya sabéis, si queréis organizar un fiestón, incluso con personas que no se conocen de nada, Juana os puede dar unos buenos consejos de como conseguir un ambientazo del 15 en cuestión de minutos aunque el truco es alcoholizar al personal, bastante sencillo XDXD ¡Y yo preocupado porque la tarta no estaba perfecta! ¡Ya ves! Nadie se fijó… la devoraron como si fuese un trozo de pizza, post marcha a las 6 de la mañana. Y sí, fuimos disfrazados, que sé que os lo estáis preguntando, nos vestimos todo de verde y Fran & I éramos dos preciosos cactus :-D. Sobre todo, me acordé de la señora Lizcano al día siguiente y afloró en mí un instinto asesino total, quería matarla ¡Dios mío de mi vida! ¡Que resacón! y todo por la falta de ingesta.

pastel tres leches zenit

Pastel tres leches

Tiempo de preparación | 1 hora + 6 horas de reposo

Dificultad | media

¿Qué se necesita?

  • 6 huevos XL, 250 gr de azúcar, 250 gr de harina, 200 ml de leche condensada, 200 ml de nata, 200 ml de leche evaporada (ideal) y para decorar 500 ml de nata para montar, 75 gr de azúcar y frutos rojos.

¿Cómo se hace el pastel tres leches?

Precalentamos el horno a 200ºC.

Separamos las claras de las yemas, algo que puede ser de lo más rollo del mundo pero que le vamos a hacer, hay que empezar por aquí. Luego ponemos a montar las yemas con el azúcar ¿Cuánto? tanto como puedas, al menos debe doblar el volumen inicial e incluso tripicarlo. Luego, añadimos la harina, poco a poco. A medida que añadimos, vamos integrando con una lengua o cuchara y siempre con movimientos envolventes de dentro a afuera.

Montamos las claras ahora, puedes añadir 50 gr extra de azúcar si quieres pero no hace falta, y cuando estén montadas las añadimos a la masa anterior poco a poco. Obtendremos una masa muy aireada. La pasamos al recipiente donde lo vayamos a hornear ¡No olvides poner spray desmoldante, mantequilla o aceite de girasol para que luego desmolde! El mío es uno rectangular de pyrex no desmoldable y antiadherente, muy práctico para porcionar.

Metemos en el horno, que estará bien calentito y horneamos a 17oº durante unos 30-35, importante no abrir el horno en el proceso o hará plof, cataplof!!!

Horneado el bizcocho, lo dejamos enfriar y mientras vamos preparando las tres leches que no le dimos a Juana el misterio es nulo, pones los tres componentes de la mezcla, leche condensada, leche evaporada y la nata (de montar) en un recipiente y mezclamos.

Cojemos un tenedor y comenzamos a pinchar el bizcocho por todos lados (acordaos del resacón y pensad que el bizcocho es Juana y sus margaritas mega cargados y dale que dale), la idea es que los líquidos penetren en el bizcocho. Vertemos las tres leches y dejamos reposar en frío al menos 6 horas, yo de un día para otro.

Al día siguiente, si sobra algo de líquido, lo retiras volcando el molde. Nos queda dar el toque final, que no es otro que poner nata montada (con el azúcar) y decorar con frutos rojos. Yo la puse con manga y tal, que iba a casa de una blogera y había que impresionarla (aunque intentase emborracharme sin ningún tipo de miramiento) pero no hace falta complicarse la vida en exceso. Luego decoras con frutos rojos, fresas o cualquier otra fruta que os guste.

pastel tres leches general

GatoConsejos

Para montar la nata, recordad que esté muy fría y que tenga al menos 30% de MG pero si además añadís 4 cucharadas de leche en polvo el resultado ya es sublime y no se cae. Me consta que mi amiga Cristina la hizo con mango y estaba deliciosa así sin más miramientos a hacer este pastel tres leches y ya sabéis si vais de fiesta mejicana a ca na Juana, bebed agua antes de cenar.

En CocinandoconCatMan.com | Pastel fácil de salmón

En CocinandoconCatMan.com | Tarta de ganache de chocolate blanco y frambuesas

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Loading...
Comparte esta receta en:
El chef
Manu CatMan
Recetas de cocina con fotos y canal de vídeos en youtube. Gastronomía, Viajes, Restaurantes, trucos de cocina y excursiones en Mallorca. Manu CatMan

Leave us your comments or suggestions

Your email address will not be published. Required fields are marked *