Hoy hablamos de Props y del quedonismo virtual

props 1 pic

No soy muy dado a hablar de lo relacionado con los blogs, más que nada porque siempre que lo he intentado, me han llovido hostias palos por todos lados. Mucho menos de fotografía, porque no considero que haga nada especialmente bonito, ni soy fotógrafo, ni siquiera me acerco. Me pasa igual que con la cocina, que hablo lo justo, porque tampoco soy cocinero. Lo que sí puedo hacer es contar mis experiencias y es que de eso se trata tener un blog. Resulta que de un tiempo a esta parte, he recibido bastante mails preguntado sobre los cacharritos que aparecen en las fotos, también llamados props o atrezzo y que sirven para conformar la escena de presentación del plato.

Ser Food blogger o bloguero gastronómico, que ya la RAE recoge la palabra en el diccionario y así no tenemos que recurrir al término inglés. Evidentemente, me refiero a la palabra bloguero, que lo de gastronómico es lo relativo a la gastronomía, y esta, es una palabra de origen griego, que lleva mucho en el diccionario. Pues bien, gastronomía se refiere a la ciencia que estudia la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente. Para contestar a las preguntas sobre las fotos y los útiles que allí aparecen he decidido estudiar la relación del  bloguero consigo mismo y su medio ambiente.

Ser bloguero es un concepto curioso, casi diría que es una forma de vida. No cocinamos para comer, no, cocinamos para fotografiar y buscamos recetas aquí y allá, que sobre todo, resulten de lo más vistosas. Serlo, no es fácil y es que en una misma persona se reúnen un cocinero, un fotógrafo, un estilista, un escritor, un dinamizador de cuentas de redes sociales (Comunity Manager), un administrador y en algunos casos, un inventor, un humorista e incluso un publicista con toques de experto en marketing. No veas tú, pedazo de pluriempleo.

props collage

Muchas veces, cocinamos con ingredientes imposibles, raros o difíciles de encontrar, véase oro comestible o carragenina o lo que sea, con tal de sorprender al personal y ser el más quedón del mundo mundial, olvidando, a veces, que la gente que hará nuestras recetas, por lo general, no va recorrer medio mundo para encontrar haba tonka o labneh pero lo que digo, somos unos personajes de lo más curioso (también curiosos, conste), que somos capaces de hacer espaguetis dulces en aras del ‘quedonismo virtual‘ (nuevo término que acuño, básicamente, porque medalagana sí). Eso sí, de tanto en cuanto nos redimimos y hacemos cosas de lo mas tradicional y sencillo, véase un salmorejo.

Y lo de los props (cacharros de las fotos) ¡Ay amigo! Eso ya, sí que es la locura total. Blogueros del mundo ¿Quiénes de vosotros no tenéis millones de cucharitas, platitos, vasos, trapos, cuencos, mantelitos y maderitas? ¿Eh?, que levante la mano el que no, y es que el ‘quedonismo virtual‘ pasa por una comida ‘chuli’ presentada en una escena ‘perfecta’. Así que recorremos millones de tiendas on line para encontrar la cuchara perfecta o el jarrito más mono del lugar. Somos adictos a Zara Home, a Ikea Zalando porque muchos cachivaches salen de allí.

Y si no, expoliamos las casas de nuestras abuelas o madres, porque se lleva el rollo vintage, y que mejor que ellas como proveedoras de ‘trastos’ de antaño. Y cuando no, las fabricamos nosotros mismos, el famoso DIY (Do it yourself) y lijamos cucharas o tablas, o las pintamos o lo que sea con tal de tener los trastos más ‘cuquirriqui’ del mundo. Somos unos locos de la cacharrería y tenemos nuestra casa llena de tablas, tablones y traaaaastos, muchos trastos.

Convivir con uno de nosotros, sobre todo, si no sabes de que va el tema, puede resultar asfixiante para el, o la partner de turno, no os digo nada si encima hay niños. Horas de espera para comer en el caso de los familiares y técnicas para hacer la foto perfecta, que la comida este a su hora y CALIENTE en la mesa, todo, en tiempo record, en el caso del blogger de turno. ¿A quién no le suenan los Post it en la nevera, en plan, no os comáis tal, que no le he hecho foto o llevar tartas a nuestros amigos precortadas? Y es que una tarta no es nada sin la ‘imprescindible’ Foto de Corte. He oído, incluso, que hay bloggers que se sacrifican, ponen la comida a su familia, para que se nutran y sobre todo, no protesten y ellos se quedan haciendo la foto y preparando su escena, comiendo un buen rato después, solos y con la carne cual témpano de hielo.

props collage 2

El problema es que menos mal que las miles de personas que nos leen, no vienen a comer a casa, porque tendríamos un serio problema y me explico. En mi casa sería incapaz de poner la mesa para 4 comensales y que todo fuera igual, así me pasa que cuando hacemos alguna cena, pongo 4 vasos distintos, 4 platos diferentes y así con todo. Sin contar que hay piezas que, solo, sirven para las fotos y jamás nadie a comido en ellas, ni lo hará ¡Válgame Dios! No sea que la esportille. Mis piezas escogidas, descansan en una caja y allí ‘viven’ esperando que las ‘elija’ para la foto de turno.

Así que, no os preguntéis más por los objetos de las fotos o props, no hay más misterio que tener muchos pero distintos de cada uno. Y otro truco es tener de distintos estilos para poder ‘vintagearlo’ o darle un toque más vanguardista. Aunque lo parezca, no estoy en modo critica ON, no,no, al revés, este es un post terapéutico. Una entrada en la que solo intento reírme de mi mismo (y que vosotros lo hagáis también, al veros reflejados en lo que cuento) y es que, yo soy el primero que participo de este ‘sarao’ y tan a gusto pero, a veces, no puedo evitar pensar que se me va un poquito (bastante) la azotea, y es que cuando las cosas se vuelven cotidianas, parece que son normales pero no, no lo son y necesito recordarmelo de vez en cuando. Por eso lo de terapéutico.

¿Lo peor? Que me temo que, de momento, lo voy a seguir haciendo. Es más, hoy mismo he visto unas cucharitas monísimas, de plástico para que no brillen (of course) y con florecitas que quedarán estupendas en los helados que tengo pensados hacer. Si son incómodas de cojones narices para comer o no, poco importa y además seguro que el labneh o la salsa Worcester saben mejor en esa cuchara antibrilllos y tonos pastel, que con ninguna otra. ¿No sabes que es el Labneh? ¡Ay por Dios! yo tampoco, no sé como sigo vivo.

Print Friendly

53 Comentarios

  1. À Table! con Carmen
    junio 25, 2013, 8:42 am

    No eres el único ….. más de uno nos vemos reflejados en el post, jajaja.

    Pero sarna con gusto no pica ¡y lo que disfrutamos!

    B7ssss

    Responder a este comentario

  2. Fentdetutto
    junio 25, 2013, 9:11 am

    Soy quedonista ¿Y qué? Así se podría resumir tu post. Esos locos altos o bajitos que viven por y para sus cacharritos novedosos. Especiales y con un sentimiento muy particular.

    Responder a este comentario

  3. Danza de Fogones
    junio 25, 2013, 9:31 am

    Qué envidia! Nosotros estamos empezando y tenemos 4 cosas jaja Un beso!

    Responder a este comentario

  4. Víctor Ferrer Mas
    junio 25, 2013, 9:31 am

    Muy buena la entrada de los props, no paso de reirme. Sobretodo con lo del pluriempleo del bloguero jajajajaja Un saludo Manu!

    Responder a este comentario

  5. LaCocinadeLasCasinas
    junio 25, 2013, 10:09 am

    jajajja Manu, claro que me has hecho reir!!! tu crónica es genial y me veo profundamente reflejada, jajajj, además de todo, en cada casa ajena que entro, lo hago con “laser barredor” para ver si encuentro algo que me apasione y puedan prestarme para las presentaciones, jajajaja, te comparto por la tarde, me ha apasionado, bss

    Responder a este comentario

  6. Maria Antònia
    junio 25, 2013, 10:20 am

    Mira que yo no soy ni por asomoooooo tannnnn tannnnnnn mirada en las fotos como tu ( y por cierto tengo el blog abandonadisisisisismo hace mil ), pero mi marido el día que le dije que abría la pastelería me dijo: En serio que te lo llevas todo??? no me lo puedo creer!!! celebrandolo como si España ganara la eurocopa o lo que sea que yo de futbol ni media jajajajaj Un besote

    Responder a este comentario

  7. Celeste
    junio 25, 2013, 10:26 am

    Aparte de cocinero, fotografo, experto en RRSS, publicista y no se cuantas cosas mas…una persona excelente! me encanto el post!! muack

    Responder a este comentario

  8. desirvientadas
    junio 25, 2013, 10:27 am

    Ayyyyyy Manuuuuu!!!! Cómo me he reído, es que has descrito nuestra realidad de una forma tan divertida…, lo de los cacharritos es un mundo, y anda que no cuesta dar a veces con lo que buscas sin dejarte el sueldo entero. Yo tengo ya mis tiendecitas talismán que siempre me sacan del apuro y a buenos precios.
    Tienes mucha razón, es una locura, y creo que todos estamos un poco locos y que se nos va la pinza, no un poquito, sino un montón. Hace poco me reía con un compañero que sigue el blog y se preguntaba: “Pero cuántas teteras tiene la Yoli????”. Eso lo describe muy bien verdad???
    Un besote y enhorabuena por esta entrada tan estupenda, me ha encantado. Yoli.

    Responder a este comentario

  9. Isa
    junio 25, 2013, 10:37 am

    Que buena entrada!! Me siento totalmente identificada, más de una vez me he quedado sin hacer fotos a algo por no hacer esperar, jajaja y sin la famosa foto del corte de la tarta por que cuando me he dado cuenta había desaparecido…. Ya no se dónde guardar tanta cosa…
    Besitos!

    Responder a este comentario

  10. Caty
    junio 25, 2013, 10:42 am

    Creo que Cristina nos definió bien en Twitter, para muchos seguiremos siendo raritos pero seguiremos haciendo lo que nos gusta, al fin y al cabo es lo que se repite más en la red: haz lo que ames ;)
    Un besito

    Responder a este comentario

    • Cris & Cia
      junio 25, 2013, 9:32 pm

      Jajajaja! Yo lo retuittee con todo el cariño del mundo, eh? Que aqui una tiene un desastre de blog, y os admira por lo que sois capaces de hacer, por vuestras fantasticas fotos (Manu, que si, que las haceis de maravilla) y por la creatividad y generosidad que demostrais cada dia!

      Un besazo muy fuerte

      Responder a este comentario

  11. Binha Salgada
    junio 25, 2013, 11:13 am

    Real como la vida (y la visa) misma.. Yo lo tengo muy controlado por temas presupuestarios, pero me vuelvo loca cada vez que veo platos, vasos o bandejas! Hace poco entré con una amiga a una tienda y había una cuchara monísima llena de filigranas, creo que costaba diez euros o así y me dice: Pero, a ver, quién se compraria una cuchara de diez euros si la comida te sabe igual? Y creo que se quedó bastante cortada cuando le respondía: ejem… yo me la compraría ahora mismo..quedaría perfecta en las fotos!
    Y lo de la tarta es mi eterno dilema “¿la llevo cortada a la cena y quedo como una trastornada o me queso sin foto del corte y al final no subo la receta?

    Responder a este comentario

  12. César
    junio 25, 2013, 11:21 am

    Hola Manu,

    Me ha encantado tu post, es muy divertido, muy salao y muy dulce a la vez.

    Creo que no hay nada malo en hacerse autocrítica, al revés, es un ejercicio de lo más sano. Lo importante es que es tu gran afición y a ella le dedicas una buena parte de tu tiempo y de tus recursos. Y lo más importante: que te haga feliz. Lo que opinen los demás está demás, como decía la canción de Mecano.

    Y encima, lo haces muy bien y haces feliz a mucha gente que te sigue y se queda (nos quedamos) admirados por el buen trabajo que haces. Creo que eso es lo que te da energía para seguir comprando cucharitas de plástico, jajaja.

    Por mi parte, también admiro tammbién tu constancia (y la de muchos blogueros). Yo tengo mi blog bastante abandonado, no he llegado ni a cumplir un año en ejercicio de las funciones del cargo. Cuando me metí en el mundo de los blogs gastronómicos no me daba cuenta de que implicaba un sacrificio que no he sido capaz de mantener en el tiempo… Como bien dices, son demasiadas cosas las que hay que hacer para mantener el blog vivo. Y eso que yo soy un desastre y en mi blog no le daba mucha importancia al tema fotográfico, intentaba que todo fuera lo más casual posible, sin montar escenarios.

    De momento me he cogido unas vacaciones blogueras, un descanso y ya veré lo que haré con él en el futuro.

    Sin embargo, aunque no comente, te sigo en facebook y veo las cosas que haces. Mucho ánimo porque lo haces muy bien y haces lo que más te gusta. Enhorabuena.

    Un abrazo,

    César

    Responder a este comentario

  13. NiEstá
    junio 25, 2013, 11:22 am

    Pues el otro día estaba yo pensando en eso. Yo no soy gastro-bloguero, pero sí cocinillas con una sección en mi blog dedicada a estos asuntos. Y claro, cuando veo los blogs de los demás, los de comida, y veo tanto plato, vaso, cuchara, fuente, copa diferente, me da una envidia que me correo por dentro. Por que yo, siempre mi juego de Ikea, siempre el mismo. Por un lado, el diablillo me dice “venga, acércate a Ikea y compra un plato, una cuchara y un vaso”; por otro, el angelito “no lo hagas, que te cargas de cacharros y el mini-piso es muy mini”. Y en esa disyuntiva estoy, en un sinvivir perpetuo.

    Responder a este comentario

  14. Raquel Carmona
    junio 25, 2013, 11:26 am

    Me uno al movimiento quedonista, lo siento estoy enganchada. Lo peor es cuando buscas estilismo rústico y algo vintage, la de guarradas que he comprado XD, media hora en lejia porque la mugre no le salía….. pero que bien dan ante la cámara jajaja. Un besote

    Responder a este comentario

  15. Salomé
    junio 25, 2013, 11:35 am

    Pero que gracioso eres cuando te pones crítico! A mí me encanta ver vuestras fotos con todas esas cositas tan monas… yo no puedo opinar porque está claro que no soy blogger, lo supe desde el principio, sólo publico lo que se come en casa y nunca hago nada que no sea para comer, siempre uso las mismas vajillas y manteles con los que como y un único paño blanco para hacer de mantel-fondo de los panes… eso se paga con malas y repetitivas fotos! Yo encantada de que sigáis enseñando vuestros cacharritos de cocina que son de lo más cuqui! Y no se te va la cabeza…. cada uno hace con su tiempo libre lo que le place, pues sólo faltaría! Besos

    Responder a este comentario

  16. Beatriz
    junio 25, 2013, 11:56 am

    pues a mí me dais mucha envidia. No sólo tenéis habilidad para cocinar si no también con la fotografía ¡vivan los blogers gastronómicos!

    http://www.cupastore.com/otros-articulos/platos-pizarra.html/

    un saludo a todos!

    Responder a este comentario

  17. Isabel
    junio 25, 2013, 12:18 pm

    Jajajaja…no puedo dejar de reír, cuando acabo de leer lo que muchísimos estaremos sintiéndonos identificados.
    Aunque no soy una obsesiva de los cacharros, si me gusta variar…. aunque la mayoría de las veces “los impacientes” no me dan tiempo.
    ¡Eso si, las pegatinas en la nevera están a la orden del día!….¿ que sería de mi, con los ataques que sufre mi frigo?
    Enhorabuena Manu

    Responder a este comentario

  18. Esther
    junio 25, 2013, 12:33 pm

    Jajaja, como me he podido reír, madre mía!, aquí tienes otra quedonista :), nos has descrito perfectamente bien a todos los food blogers :)

    ¿Por cierto que cucharillas son esas que no brillan y de colores pasteles? jajajaj

    Responder a este comentario

  19. Loly
    junio 25, 2013, 12:44 pm

    A ver, a ver jajajajajaja ….vengo a poner algo de cordura. Me he divertido leyéndole porque efectivamente os veo reflejados a muchos en el post……peeeeroooo…..muchos bloggers no encajamos en esa descripción, no todos somos así . Yo tengo todas las fotos de mis platos en la vajilla que uso a diario, salvo alguna excepción y no me gasto ni un duro en nada que sólo me sirva para la foto. Y como yo otros muchos ….

    Lo que sí me ha hecho gracia es lo de llevar tartas empezadas para la foto del corte jajajajajaja, eso si lo hago con gente de confianza claro …si hay algo que no soporto es una receta de una tarta donde no me enseñen el interior.

    Un abrazo Manu!!

    Responder a este comentario

  20. Ramón
    junio 25, 2013, 1:26 pm

    Los consortes también sufrimos. Yo hasta que no oigo el primer click de la cámara no pongo la mesa. Todavía me acuerdo de aquel ravioli que caliente tendría que haber estado taaan rico. Y he de confesar que cuando me mira con los ojitos temblorosos y casi aguados y me dice “¿Podemos entra en Zara Home? Te prometo que no voy a comprar casi nada.”, me echo a temblar.

    Responder a este comentario

  21. Raúl
    junio 25, 2013, 2:05 pm

    Jajajaaaa, a veces pienso que estoy zubmado!! Sobre todo mi novio, que se lo come todo frío el pobre!! Pero veo que no soy el único!! Jijijiiii, gracias por las sonrisas que nos has sacado!! :)
    Un abrazo!!!

    Responder a este comentario

  22. Akane
    junio 25, 2013, 2:17 pm

    Yo no llego a tu nivel (o el de otros aún más quedonistas xD) porque no tengo (todavía :P) medios; ni tengo sitio ya para guardar cosas ni mi economía me permite muchos sustos, pero me declaro también culpable!
    A veces me pongo a pensar y las críticas que se leen a estas cosas parece que tienen razón, pero luego me doy cuenta de que cada uno es libre de hacer lo que quiera, claro :D. Algunos buscan lo más “auténtico”, es decir, que veas una foto de comida y sepas que allí se ha sentado gente a comer, sin cambiar los platos ni tonterías de esas :P, o buscan recetas más normales, sin ingredientes ultra raros…
    Yo tengo doble personalidad y según el día me da por apoyar una causa u otra, y es que me gustan las dos facetas. Y sí, babeo de envidia con fotos preciosas llenas de cucadas pero también me encantan las minimalistas y “rústicas”, porque al final, por muchos props y mucha cuquicada, es la calidad del autor la que marca la diferencia, tanto de la receta como de la foto.

    Menudo rollo he soltado, y todo para venir a darte la razón xDDD.

    Un abrazo

    Responder a este comentario

  23. Angi
    junio 25, 2013, 3:24 pm

    Manu a mi me encanta lo que haces! para empezar diré que nadie tiene porqué criticarnos cuando damos opinión aunque no sea nuestra profesión, ¿a caso no podemos hablar de nuestra experiencia en otros temas? tampoco esto es mi trabajo, nada que ver, pero eso no quiere decir que no pueda contar las cosas según las entiendo yo, y tú por supuesto que lo mismo.
    el tema props creo que ya es caso perdido y eso que intento moderarme pero… Lo que más me gusta es lo del post-it o la tarta cortada ya, porque me muero cuando he de explicarlo a mis comensales… en confianza eso sí.
    Tú sigue escribiendo y cocinando y fotografiando y estilizando y todo lo que tú quieras que quien entra aquí ya sabe lo que va a encontrar y al menos a mi me requetegusta.
    Un besto
    Angi

    Responder a este comentario

  24. Rosa Iglesias
    junio 25, 2013, 3:42 pm

    Muy bueno Manu! Yo soy de las que hacen la foto mientras el resto come, jajja
    El otro día mi marido me dice “venga vamos al centro comercial que te voy a regalar algo”…me vine llena de cacharros ante el asombro de él q no pisó ni zara, ni mango… ya no soy la misma!!
    Un beso!!

    Responder a este comentario

  25. Cósima
    junio 25, 2013, 3:44 pm

    Manu, yo no te voy a dar de h…. palos por este post. Todo lo contrario. Es verdad que nos hemos metido en una movida mucho mas complicada de lo que parece. Cada post que publicamos implica un tiempo de pensar, compra de ingredientes, cocina, fotografía, edición, redacción y publicación. Pero es lo que nos gusta y eso no lo cambia nadie. Efectivamente, es difícil convivir con nosotros: acumulamos cosas “únicas” (muchos cubiertos pequeños de diferentes cuberterías, el apartado de vajillas parece un solo de violín, y ya no se me ocurre mencionar el tema telas al que, gracias a Dios, no he caído). Yo vivo rodeada de cartulinas y rollos de vinilo, papel continuo, etc… No somos fáciles, pero somos encantadores.
    Lo de la comida fría lo he conseguido mitigar poniendo cucharillas justo al lado del set de fotografía. Por lo menos lo comemos templado. Menos es nada.
    Un besazo. Me he reído mucho.

    Responder a este comentario

  26. Beatriz Tobegourmet
    junio 25, 2013, 3:50 pm

    Qué bueno!!! deberíamos sacar todos fotos de nuestros props y exhibirlas! la gente alucina!! me encantan las cucharitas que tienes… bueno… ya las llevo fichando desde hace tiempo! ;)

    Responder a este comentario

  27. Beatriz Tobegourmet
    junio 25, 2013, 3:51 pm

    Por cierto tu descripción de nuestro pluriempleo me ha encantado! ;)

    Responder a este comentario

  28. Aisha
    junio 25, 2013, 4:20 pm

    No he podido parar de reir y sonreir con tu post. Es que lo has clavado. Mi marido está por pedir el divorcio aduciendo síndrome de diógenes gastronómico por mi parte…. jajajajaja…. el otro día me dice: oye, y por qué tenemos tan sólo un plato de estos? y cuando mira mi cara dice…vale vale… que es para las fotos :P jajajaja
    un beso!!

    Responder a este comentario

  29. Nieves unpoquitodenieves
    junio 25, 2013, 4:45 pm

    jajajajajajaja Todavía no he parado de reírme, más razón que un santo que hubiera dicho mi madre!!Todo el mundo busca sitio para guardar la ropa y yo ( cualquier rincón en la cocina para guardar “cualquier chuminá” jajaja. Mis armarios de cocina son Tetris,solo los puedo tocar yo.Y todavía recuerdo el día que me entretuve haciendo las fotos en la cocina, pensando que ya habrían cenado y cuando entre en el salón todos mirándome¿Por qué no habéis cenado? Y me saltaron los tres como fieras ¿ no tienes que hacer las fotos? jajajajaja. Manu me ha encantado tu historia real como la vida misma.

    Responder a este comentario

  30. Monica- Recetas de Mon
    junio 25, 2013, 5:14 pm

    Plas,plas, plas. Aplaudo cada palabra y me identifico con cada frase. “Quedonista” me ha encantado!!
    Besos

    Responder a este comentario

  31. Rosa
    junio 25, 2013, 5:38 pm

    Muy bueno:) lo que me reido, saludos!!!!

    Responder a este comentario

  32. Helena del Valle
    junio 25, 2013, 6:38 pm

    La cara de plato (nunca mejor dicho) que me ponen las vendedoras cuando les digo yo quiero un plato no la vajilla.. en 10 segundos arquean cejas, y una copa por favor, entrecierran los jojillos y me miran fijo.. seguro que piensan que soy una loca solitaria, cuando mi marido por detras dice.. “no sé donde quieres guardar más cosas” entonces me miran más. Deben de pensar.. “solo come ella”” yo las sonrio y les digo “en la foto quederán genial mis alubias pintas” es el momento en que me devuelven la visa y me miran con miedo….

    Responder a este comentario

  33. Carmen
    junio 25, 2013, 8:08 pm

    Manu, me has dejado boquiabierta con la cantidad de cachibaches que tienes y que muestran tus fotos. Yo debo ser una excepción porque, salvo unos cuantos trapitos y alguna que otra cartulina de color no tengo más. Soy poco amante del acumule, me salen sarpullidos cuando veo demasiadas cosas juntas y el lado práctico de mi ser puede al lado quedonista…que también lo tengo…conste :)

    No obstante, me gusta cuidar la estética y me siento identificada con muchas de las cosas que comentas en tu entrada aunque hace muuuucho tiempo que ni mi familia ni yo comemos frío. Ahora he pasado al fotografío frío porque ¿acaso se nota la temperatura de la comida en la foto? A no ser que sea un helado ¡claro!

    Tu descripción del bloguero gastronómico, de matrícula de honor !!!

    Bss

    Responder a este comentario

  34. Gemma
    junio 25, 2013, 9:21 pm

    Ay Manu…como me has hecho reír!!! Yo que soy novata en esto, mehe sentido totalmente identificada…!! Quién me iba a decir a mi que estaría todo el tiempo pensando en recetas y en como fotografiarla…pero es que me encanta. Además lo que dices es que es verdad, para los que tenemos esta afición, nos parece normal pero es que no lo es…jajajaja Tengo suerte que mi marido está más pillado que yo y me aparece por casa con “cosas-monas-para-el-blog”….jajajaja Y mis hijos ya han superado la “censura” que vive en mi cocina: letreros por todas partes con advertencias serias..incluso me “wasapean” mientras estoy en el trabajo: “mamá, la comida de hoy cuál es??”
    En fin Manu, que me ha encantado esta “auto-crítica-terapia”…porque tu eres tal cuál…y me encanta que seas así…ah…y que no dejes el blog!!!
    Petons!! <3
    Gemma

    Responder a este comentario

  35. Abril
    junio 25, 2013, 10:03 pm

    Genail, Manu. Así es nuestro mundo!

    Responder a este comentario

  36. helena
    junio 25, 2013, 10:43 pm

    Hola Manu, soy Helena de sueñocon ser cocinera, me ha encantado este post. Q verdades tan grandes! Jajajaja un besazo

    Responder a este comentario

  37. Miguel
    junio 25, 2013, 11:29 pm

    Genial Manu !!!!
    Es gratificante saber que no esta solo en esta casi locura:)
    Un abrazo amigo
    Miguel
    lareposteriademiguel.com

    Responder a este comentario

  38. Ana Iglesias Morales
    junio 26, 2013, 1:01 am

    Manu, hijo mío, qué grande eres! Me he sentido tan identificada con algunos aspectos de tu post, que se lo he hecho leer a mi marido para que no vea que soy la única que tiene a la familia esperando mientras acribilla el plato a instantáneas. Yo aún no he caído en el tema props, porque no me da la vida para emplear tiempo en buscarlos, pero ya llegará, ya… De momento hago las fotos en la mesa donde voy a comer unos minutos más tarde, con la vajilla y cubertería que usamos habitualmente. Pero es cierto que el cuerpo empieza a pedirme guerra… :-)

    Responder a este comentario

  39. sofia
    junio 26, 2013, 1:58 am

    Llevo todo el día para hacerte un comentario, pero hasta ahora no me ha dado tiempo, conforme lo iba leyendo me reflejaba en tus palabras y no veas las risas que me he echado, por cierto encima me has picado el gusanillo, porque una de las tiendas de la que hablas no la conocía y allí que voy a echarle un ojo, que seguro que se me antoja algo, esto no puede ser, antes me compraba ropa, ahora en mi casa no cabe un alfiler de tanto cacharro, es más tengo un arcón lleno de ellos, vasos, platos, salvamanteles, por si vienen bien para la próxima foto, jejeje, besos
    Sofía

    Responder a este comentario

  40. luisa
    junio 26, 2013, 12:51 pm

    genial me encanta este post y además me uno soy quedonista, jajajaj. Somos unos bichos raros, esos creen algunos, jijiji. Besotes.

    Responder a este comentario

  41. Evelyn
    junio 26, 2013, 1:10 pm

    Yo en cuestión de comida son muy sencillita y los ingredientes raros no me van por muy bien que queden! Pero con los cachivaches, porque el presupuesto ni el tamaño de mi casa no me da para más, que dentro de poco tendré que salir yo de ella! Me ha encantado el post. Un besiño.

    Responder a este comentario

  42. PetiteCandela
    junio 26, 2013, 1:38 pm

    Acabamos de descubrirte y nos has enganchado con tu humor y cómo cuentas cosas en las que nos sentimos identificadas!!! Jajaja!! Qué risa… Hoy mismo pensaba hacer la lista de la compra para las rebajas de zara home…

    Saludos!!

    PetiteCandela

    Responder a este comentario

  43. Heva
    junio 28, 2013, 2:49 pm

    Gracias por este rato de risas, creo que tienes muchos más cacharritos y cucharitas que yo jaja en casa cuando hay una receta nueva siempre, siempre me preguntan ¿has hecho ya la foto? y después le incan el diente sin piedad jaja y lo variado que comen los nuestros aunque volvamos loco al tendero para que nos consiga el ingrediente imposible ¡feliz fin de semana!!!

    Responder a este comentario

  44. Olga
    julio 7, 2013, 11:20 pm

    ¡Qué risas! Me ha encantado tu descripción, me veo reflejada y llevo poco en esto. La verdad que el tema del espacio lo tengo muy en cuenta y me frena, que si no…
    No se por qué dices que te da miedo comentar de estos temas, a todo hay que ponerle sentido del humor. Y con humor recibirlo.
    Un saludo.

    Responder a este comentario

  45. Monica
    julio 9, 2013, 11:00 am

    Bueno nada, morir de risa con tu post. Yo acabo de empezar con esto de los blogs y el “quedonismo visual”. Tengo que dejar que mi partner lea esta entrada para que se replantee lo del divorcio y vea que lo que me está pasando no es tan raro, que no estoy sufriendo una especie de sindrome de diógenes de cosas del hogar,que la comida fría sabe mucho mejor y que hay mas gente como yo jajaja. Me ha encantado de verdad!!

    Besos

    Responder a este comentario

  46. Mara
    julio 9, 2013, 5:12 pm

    Con tu post me quedo mucho más tranquila… veo que no soy la única loca que esta continuamente buscando cacharritos monos, trapos, trozos de tela, en las tiendas, en mi casa ,en la de mi madre y en la de la vecina si me apuras. Pero es que el atrezzo es más del 50% de la receta, al menos para mi. Hay veces que pienso que estoy obsesionada, he cambiado Zara ropa por Zara Home, y mis cacharritos son sagrados, of course.
    Tu post ha sido totalmente terapeútico, gracias!!

    Responder a este comentario

  47. Edurne
    julio 16, 2013, 5:49 pm

    ¡Brutal, Manu! Lo has clavado. Yo llevo poco más de medio año con esto del food blogging, pero me siento más tranquila al ver que no soy la única que va acumulando cacharritos, que compra con regularidad en el “super conte” (léase, los contenedores de la ciudad, que menuda colección de tablones te haces con lo que te encuentras por ahí), que se pasa el fin de semana golpeando, rallando, y maltratando maderas… Se lo he pasado a mi marido para que se sienta acompañado en el sentimiento, ahora sabrá que no es el único…!
    Me encanta tu sentido del humor, Manu, gracias por las risas!!

    Responder a este comentario

  48. carmen
    agosto 10, 2013, 5:01 pm

    Manu, veo que somos bastantes los locos por la cocina, y sus cachivaches, me ha encantado tu post, y la descripción que haces del bloguero es perfecta, lo malo es que la gente que no está en este mundillo no lo aprecia, yo tengo hermanos que creo que nunca han visto una receta mía, en cambio tengo comentarios de gente que no conozco y, en cambio, me alegran el día. Todos compramos miles de cosas que luego vamos acumulando, y procuramos no poner el mismo plato en 2 recetas seguidas.
    besos,

    Responder a este comentario

  49. Teresa
    agosto 11, 2013, 10:49 am

    Totalmente identificada, con tooodo!! En casa se parten de la risa conmigo!! En la mayoría de las ocasiones esperan a la mesa y otras recurro a preparar una ración con antelación para las fotos, pero todo depende de la receta!!
    Los armarios se han visto vaciados de cosas innecesarias para hacer sitio a todo lo que voy pillando, ya no sé dónde poner tanto trasto, jajaa, pero me encanta y mato por una cucharilla que no brille, somos la monda pero que bien lo pasamos!!!
    Todo esto es difícil de entender para el que no está en esta onda, pero cuando ven la presentación quedan encantados y yo más!!!
    Buena terapia!!
    Un abrazote!!!

    Responder a este comentario

  50. La Cucharina Mágica
    agosto 12, 2013, 2:34 pm

    Ay qué risa Manu! cómo me he sentido identificada, sobre todo en eso de que no cocinamos para comer, sino para fotografiar jeje yo busco recetas para mis aperos y no aperos para mis recetas, esto es una locura!! jejeje
    Besos

    Responder a este comentario

  51. manu
    septiembre 5, 2013, 1:36 pm

    He sentido un “Deja vu” total, pero que carambas!, eso nos da vidilla.
    Yo, encima voy a casa de familia y amigos, repaso armarios y cocinas y robo y robo….Eso si, con dos meses para devolución, así tengo tiempo de sacarle jugo al “robo”.
    Un abrazo

    Responder a este comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

No te pierdas nada!

Introduce aquí tu mail y recibirás todas las actualizaciones en tu correo


Get Widget
Close
Noes puedes encontrar en las redes sociales
Aquí te ponemos las principales, elige la que más te guste